Tecnología

Cómo entender la realidad aumentada

realidad aumentada

Es más fácil de entenderla de lo que parece. De una forma muy escueta se puede decir que es la manera de presentar más información de la que los sentidos comunes pueden ofrecer.

Por ejemplo, ver un árbol en la plaza de una ciudad y querer saber tal vez su historia, saber su especie, altura, edad, en fin, son datos que la visión, el olfato, el tacto, el gusto o el oído no pueden dar de primera mano. Es ahí donde aparece la realidad aumentada, que se hace posible mediante cualquier dispositivo conectado a una base de datos como un celular o un computador.

Esos dispositivos complementan con esa información la realidad que se percibe, en este caso del árbol, ya que dan más datos de los que los sentidos pueden ofrecer, por eso se denomina realidad aumentada, y bueno, cuando se ha hablado de esto se remite a elementos como los lentes de Google o relojes holográficos pero el asunto no es tan espectacular, por el momento.

Entendida entonces como la “suma” de información, la RA también supone una extensión de la propia visión de mundo del ser humano, no es algo nuevo ni de poca importancia, de hecho, es la manera más cercana que se ha propuesto para involucrar los sentidos con la tecnología en la vida cotidiana.

Dejo aparte la tecnología médica utilizada por ejemplo en la realización de prótesis robóticas o exoesqueletos y ese tipo de elementos, porque la RA tiene un uso más común.

Siendo así, muchos no notan que esa realidad aumentada de la que se habla de manera tan alejada, está más cerca de lo que se cree, una forma muy sencilla de ejemplificar esto es una red social, por ejemplo Facebook, al permitir conocer tanta información como ubicación, estado de ánimo, estudios, trabajo, y un largo etcétera, de una persona sin conocerla, es más, tan solo dando click en el enlace de su perfil.

Lea también: Cómo prevenir ser víctima de ransomware

Así mismo, de una forma un tanto más compleja y con el uso de smartphones o tablets de buena capacidad de procesamiento, se han creado aplicaciones que permiten hacer de esa RA un proceso más llamativo, por ejemplo, el famoso juego Pokémon Go, donde se pueden encontrar los personajes “interactuando” con el mundo real a través de la pantalla del dispositivo móvil.

En este caso, no se está sumando información técnica, por decirlo así, a un elemento como un árbol o un edificio, pero sí se está sumando un personaje tridimensional (que también es información) a un espacio físico a través de una pantalla. Cosa genial.

Realidad aumentada: Una tecnología multifacética

Otros usos más importantes se han venido produciendo en el campo de la educación, ya que muchos textos escolares vienen con su propia app para enriquecer la información con imágenes y personajes en 3d, esto con el ánimo de inquietar más al estudiante y clarificar lo que el texto trata de explicar de una manera, diría yo, aburrida.

Es claro que a medida que pasa el tiempo las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y el ser humano se van a interrelacionar mucho más, llevando a éste último a ser el dispositivo base de los que permiten aumentar la realidad, es decir, por ejemplo para ver un Pokémon pasando por la calle no será necesario sacar el celular sino que los lentes o bien un chip conectado directamente al cerebro nos permitirán hacerlo, así como ver cuadros de información extra sobre una persona o un auto que estén en la calle.

Hay todo un debate sobre las implicaciones éticas de llegar a puntos de relación humano-tecnología tan íntimos, esto por la dependencia que se genera y por la misma información que se proporciona ya que por ejemplo, las apps que involucran RA en exteriores saben la ubicación casi exacta de la persona, así como datos sensibles y pueden acceder a las cámaras del móvil, al micrófono, en fin a casi todo el dispositivo.

Sin embargo, como se ha vuelto costumbre, dar permiso a que la empresa que desarrolló la app acceda a todos los datos es el método para que éstas construyan herramientas cada vez más novedosas y llamativas, en algunos casos, más eso que útiles, relacionadas con la RA.

Eso, a groso modo, es la realidad aumentada, en próximos posts trataré la forma en que se hace y las implicaciones que tienen esos métodos.

Comenta en Facebook