Tecnología

El lenguaje de la web, un idioma para el «nuevo mundo»

web

Creo que es una de las tareas más importantes para quienes pretendemos hacer parte del mundo de las nuevas tecnologías de la información (TIC), ya que la web es un universo, yo diría que una realidad, que permea y define características del mundo físico y del mismo comportamiento de las personas como esbozo brevemente en la publicación ¿Qué es comunicación multimedia?

Por eso, considero que conocer, aprender y comprender el funcionamiento de los sitios web, o páginas web, como se conocen comúnmente, es un tema de gran importancia, ya que es técnicamente, asumir una de las realidades más importantes en las que nos movemos como seres humanos, como seres tecnológicos.

Con esto, no me refiero explícitamente a saber programar, pero sí a entender y tener cierto dominio en lenguajes estructurales como son HTML5 y CSS3 básicamente, que son las bases sobre las cuales están construidos los sitios web y por ende, son también la base de su existencia y funcionamiento.

web

¿Por qué me refiero solo a éstos dos?

Porque para hacer funcional un sitio web básico, son las herramientas necesarias. Evidentemente hay muchos más lenguajes, que son de programación, que complementan éstos lenguajes estructurales para dar mayor funcionalidad a los sitios, como son JavaScript, PHP, ASP, entre muchos otros, pero en esencia, un sitio empieza a ser integral con la gestión de HTML y CSS.

Para quienes no tienen conocimiento de éstos lenguajes, HTML hace el papel de los cimientos, las columnas, las puertas, las paredes y techo de un edificio, por ejemplo, mientras que CSS conforma los acabados, la estética final de esa edificación, y en conjunto, ambos hacen realidad el funcionamiento elemental del sitio web.

¿A qué viene esa explicación?

Sencillo, cuando hablo de diseñar para la web, no hago referencia a la labor de los diseñadores gráficos o industriales que hacen sitios web, o a ingenieros de sistemas o diseñadores web titulados específicamente, sino a todos los profesionales que trabajamos desde distintas áreas como la comunicación o la publicidad, para que tengamos presente siempre cuáles son las bases de esa realidad virtual en la que trabajamos.

Esto porque a raíz de la gran cantidad de herramientas y plataformas de gestión de contenidos web como WodPress, Joomla, Drupal, Magento, entre tantos otros, con los que trabajamos como webmaster, se nos ha pasado por alto el hecho de entender el funcionamiento del sitio que manipulamos, sobre el que escribimos un artículo o publicamos una imagen.

webCon esto no estoy criticando el uso de gestores de contenido (CMS), de hecho recomiendo su uso porque son herramientas creadas para agilizar el trabajo y hacer del manejo de un sistema web o un sitio web, una tarea eficiente y efectiva, además de que por lo general son sistemas de código abierto que han sido trabajados por una comunidad mundial de programadores, ingenieros, diseñadores, etc. que han hecho una gran contribución a lo que es la administración de sitios y portales.

Mi objetivo es recalcar la importancia de entender realmente a qué nos están ayudando esos sistemas de gestión de contenido, es decir, volviendo a la analogía del edificio, un CMS es como un conjunto de arquitectos e ingenieros que construyen el edificio, contratados por el propietario.

Lea también: Cómo entender la realidad aumentada

En esencia, este propietario no tiene por qué saber todo sobre la construcción de la edificación, él solo determina su conformidad con lo entregado, pero es importante conocer ciertos detalles elementales ya que por ejemplo, si hay alguna falla en el sistema de agua, gas o electricidad y él reconoce el problema puede solucionarlo o bien, crear un plan de contingencia mientras llega el experto.

De la misma manera, a pesar de la fiabilidad y eficiencia de los CMS, existen situaciones en las que conociendo un poco el funcionamiento del código estructural, se pueden realizar ajustes o variaciones que permitan mejorar determinadas características del sitio o simplemente acomodarlas al gusto de la persona o empresa propietaria de dicho sitio, o crear una contingencia en caso de alguna falla mientras un experto realiza una solución definitiva.

En este texto no pretendo hacer una guía de HTML y/o CSS, probablemente lo haga en otro apartado, solo resaltar la importancia de conocerlos en un nivel aceptable en relación con el funcionamiento de las páginas en internet.

Es entonces, esto de diseñar para la web, una condición de contexto, de comprender en alguna medida qué, cómo y por qué es lo que hace funcionar un sitio web, ese edificio virtual que da cabida a sistemas de información sin los que la vida cotidiana no sería tan cómoda.

Reitero, ésta posición está dirigida a profesionales que nos desenvolvemos en el mundo TIC y que no tenemos título en áreas como las mencionadas  en el cuarto párrafo, quienes por definición, se han preparado con mucha más entereza a conocer y aplicar lenguajes de estructuración y programación.

Comenta en Facebook

Comments (2)

  1. […] Lea también: El lenguaje de la web, un idioma para el “nuevo mundo” […]

  2. […] Lea también: El lenguaje de la web, un idioma para el “nuevo mundo” […]

Comments are closed.