Comunicación

¿Pensando en estudiar comunicación social y periodismo?

Comunicación social y periodismo

¡Excelente! Pero no es mi intención promocionar la carrera o hacer una suerte de apología de ella con este escrito. Quiero plantear una reflexión en torno a lo que es formarse profesionalmente en comunicación social y periodismo, particularmente en Colombia.

Siendo así, me quiero enfocar, como dice el título, en quienes piensan entrar a estudiar esta carrera y poner en consideración varios aspectos que influyen a la hora de tomar esa decisión, por cierto, aspectos que mis compañeros de estudio y yo compartimos durante la etapa de formación profesional durante 5 años y medio y ahora como egresados.

Empecemos con el campo laboral. En siguientes posts hablaré sobre: la proyección de salario, la inversión de matrícula y los riesgos profesionales.

El campo laboral

Comunicación social y periodismoLo más común es pensar en los medios de comunicación, y de ahí viene la siempre infaltable pregunta de los familiares: ¿y cuando lo vamos a ver en el noticiero? Pero el campo de acción es mucho más amplio ya que la formación actual que ofrecen las universidades permite adquirir conocimientos y destrezas en diversos ámbitos como son la publicidad, la comunicación organizacional, el diseño web, la fotografía, camarografía, edición, producción audiovisual, reportería, periodismo, redacción, entre muchos otros espacios profesionales.

Teniendo tanto campo de acción lo normal sería encontrar trabajo fácilmente, pero aquí tengo que decir, que hay factores que realmente dificultan muchas veces la consecución de un trabajo acorde al nivel de formación adquirida, por ejemplo la cantidad de egresados, ya que así como los comunicadores somos profesionales multidisciplinares, tantas otras profesiones también lo son, lo que evidentemente aumenta la competencia y disminuye las probabilidades.

Lea también: “Colombia, un país que produce periodistas por montones”. Publicación del Ministerio de Educación.

También está el contexto del país, es decir, Colombia es un país en vía de desarrollo, en construcción, lo que implica que los sectores con mayor oferta laboral están en las ciencias exactas, y claro, las carreras concernientes a humanidades no tienen la misma acogida en el mercado laboral y salarial. No es que no haya oportunidades, sino que la proporción es menor. Por esto considero de mucha importancia obtener conocimientos técnicos en el transcurso de la carrera, como dominio de software o código.

Otro factor es la falta de equidad en el concepto de profesión, me refiero a la falta de la tarjeta profesional, que si bien no es fundamental para desenvolverse con la calidad de un profesional responsable y bien preparado, sí limita el campo formal de la carrera con respecto a otras dado que muchas empresas tienen en cuenta éste elemento para contratar el personal calificado.

La siempre presente “rosca” es otro aspecto.

Considero que las empresas y organizaciones comprometidas realmente con el desarrollo del capital humano por definición, no se les pasa por la cabeza realizar contratación con ese “filtro”, sin embargo, es claro que sigue pasando y seguirá ocurriendo en tantas otras entidades, que si bien no creo que sea justo generalizar en cuanto a que una empresa en su totalidad haga uso de esa modalidad, sí creo que hay dirigentes en una u otra sección que lo realiza. Así, los que buscamos una oportunidad para empezar un camino sin tener un apadrinaje o algún tipo de “palanca” tenemos unos cuantos obstáculos más.

Comunicación social y periodismoAhora, no todo es negativo, personalmente creo que un comunicador actual tiene muchas herramientas para no quedarse varado si no consigue empleo, por ejemplo, aprovechar las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), es una virtud con la que contamos para realizar proyectos de calidad sin la necesidad de contar con una empresa, ni siquiera con un empleo.

Lea también: El lenguaje de la web, un idioma para el «nuevo mundo»

Así, por ejemplo, realizar cursos y venderlos en plataformas como Udemy, crear blogs, páginas o videos con contenido llamativo, –  y sobretodo útil -, y monetizarlos, o bien trabajar como freelance para empresas o personas independientes son opciones, si quiera temporales para adquirir experiencia y desarrollar, incluso compartir, nuevos conocimientos y habilidades laborales.

Con respecto a eso, y desde mi experiencia como profesional en comunicación social y periodismo, tengo que decir que posibilidades de trabajo existen, que hay gente que valora el buen trabajo, la responsabilidad y el compromiso.

También hay recursos que apoyan el desarrollo para los independientes, por ejemplo, lo ideal, en mi concepto, es que si se van a ofrecer servicios de diseño o edición, se debe contar con la suite de Adobe, evidentemente licenciada, pero no tenerla tampoco es un obstáculo, ya que existen programas de uso comercial libre que sustituyen (no en todas las características), a los programas de esa empresa, así como de tantos otros. (En otro post hablaré sobre esas herramientas).

Y claro está, el siempre gratuito diseño web, gratuito porque no es necesaria una licencia para emplear lenguajes de programación. También existe gratuito como Notepad++ para editar código.

Para finalizar, quiero rescatar que esta no es una carrera para hacerse millonario, famoso (salvo una que otra excepción), o cambiar el mundo de un momento a otro, pero sí es un camino que tiene muchas vertientes para contribuir con el desarrollo del valor agregado en el capital social y humano.

Comenta en Facebook